GPIO en Raspberry Pi Zero

Raspberry GPIO leds

Aunque antes ya había estado “jugando” con la Raspberry, hacía tiempo que quería probar este modelo en concreto: se trata de la Raspberry Pi Zero. Lo cierto es que este modelo sorprende por concentrar potencia y versatilidad en una placa realmente pequeña. Es prácticamente un ordenador en miniatura capaz de correr Linux o Windows 10 (obviamente versiones adaptadas) y con una buena cantidad de pines de entrada/salida (GPIO) a nuestra disposición, y todo por 5$. Las características de la Raspberry Pi Zero son las siguientes.

  • CPU: Broadcom BCM2835, velocidad de reloj hasta 1GHz.
  • RAM: 512MB
  • Alimentación: 5V, a través del puerto micro USB (160mA).
  • Dimensiones: 65mm x 30mm x 5mm
  • Video & Audio: Vídeo a 1080P HD y salida de audio a través de puerto mini-HDMI.
  • Almacenamiento: MicroSD.
  • Otras entradas/salidas: Puerto micro USB (otro además del de alimentación), GPIO del 40 pines.
  • Sistemas operativos: Linux (varios sabores), Windows 10, RISC OS.

A diferencia de otros modelos de Raspberry, la Zero no lleva los pines GPIO soldados, así que lo primero es lo primero: soldador, buen pulso y paciencia para soldar los 40 pines. Para sostener los pines antes de soldarlos he usado unas pinzas de cocodrilo, pero si no tienes, puedes usar una protoboard para fijar la Raspberry boca abajo sin que se muevan los pines.

Soldando GPIO a raspberry pi zero

Una vez soldados se puede usar una caja especial para la Raspberry Pi Zero que deja accesibles los pines del GPIO. Yo he usado la Pibow Zero, que además de bonita es cómoda de montar y de usar. El único pero que le pongo a la caja es que no permite sacar y meter la tarjeta micro SD, ya que no dispone de ninguna ranura para ello, es decir, que hay que desmontar parcialmente la caja. No es es un problema muy grande ya que no es normal andar cambiando mucho la tarjeta, y en todo caso el desmontaje es sencillo. Así queda la Zero con los pines soldados y montada en la caja.

Raspberry Pi Zero en caja Pibow

Ahora sólo falta probar que todo funciona, así que vamos a hacer un montaje sencillo para probar los GPIOs. La distribución de los pines es la siguiente.

Raspberry Pi Zero pinout

Como ejemplo, voy a hacer un pequeño montaje en una protoboard para ir tomando contacto con la Zero. Las tres resistencias son de 10K.

Protoboard

Por último, nos queda programar el microprocesador. Aunque hay varias opciones, el lenguaje más extendido y sencillo para empezar a “jugar” con la raspberry es Python. Aunque puede usarse C, Ensamblador (ARM) o incluso Scratch. La idea es ir iluminando los tres leds secuencialmente con un intervalo de un segundo. Este sencillo código de encarga de ello.

from gpiozero import LED
from time import sleep

led1 = LED(16)
led2 = LED(20)
led3 = LED(21)

while True:
    led1.on()
    led2.off()
    led3.off()
    sleep(1)
    led1.off()
    led2.on()
    led3.off()
    sleep(1)
    led1.off()
    led2.off()
    led3.on()
    sleep(1)

Tras crear el archivo flashing_leds.py con el código anterior, sólo resta ejecutarlo desde una shell con:

python ./flashing_leds.py

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: